Direct access to content

Proyecto realizado por Tania Querino, Sara Planells y María Teja. 
Posgrado en Estrategias de Comunicación. Septiembre 2017.

BRIEF

La marca Pringle of Scotland, ha decidido instaurarse en España y comercializar el kilt, como prenda de vestir común para el sector masculino.
Aprovechando la facilidad de cambio de los estándares estéticos en nuestra sociedad actual, se quiere hacer ver al consumidor de España que la falda como prenda de vestir exclusivamente femenina es cosa del pasado.

El proyecto se realizará a través de los recursos de activación neurobiológicos empleados en comunicación para hacer que el mensaje llegue directamente al cerebro de nuestro target. Se podrá recurrir a la activación de las tres partes del cerebro: Reptiliana, mamífera y racional.

CONTEXTO

Teniendo en cuenta la historia del uso de la falda masculina es posible observar los cambios según el contexto social histórico, su uso ya fue visto con normalidad en algunos grupos.

Históricamente, grandes personajes masculinos símbolos del poder han llevado falda pero con la “Gran Renuncia Masculina” esta prenda se convirtió en afeminada. Los hombres abandonaron este tipo de vestimenta para empezar a usar el traje inglés. Este valor que se da a la falda, perdura hasta nuestros días.

RECURSOS DE ACTIVACIÓN